domingo, 17 de febrero de 2008

Fiebre de Sábado por la noche

Eso fue lo que fue... una auténtica fiebre de Sábado por la noche: escalofríos, calentura y un cansancio extremo... aparentemente las glándulas chochas...

"Uno propone y Dios dispone", recordé que decía mi abuelita - a quien extraño demasiado- pues ya estaba todo listo para salir (como que si tuviera que alistar gran cosa) cuando comencé a sentirme tan mal...

Y tan mal estaba que vi una peli romántica y me pareció linda... aunque debo confezar que estaba estupidizada por la calentura y la hermosura de Orlando Bloom




Creo que lo de la calentura fue una súplica de mi cuerpo, el cual me estaba exigiendo que parara un toque y me dispusiera a dormir... y puedo decir que dormí lo que tenía que dormir y un poquito más!!! Me acordé de aquellos tiempos (hace menos de un año) en los que me acostaba a la una de la mañana pero me levantaba a las 11... ahora me acuesto a la 1 a.m. y las seis y pico ya estoy bañada y lista pal brete... que bueno devolver un toque el tiempo para aprovechar más esas cosas ricas... y otras cosillas que se van quedando taaan atrás...


1 comentario:

meleobro dijo...

pues te puedo prestar mi máquina del tiempo... si quieres...

capaz y si sobrevives el viaje...