martes, 26 de febrero de 2008

Esa noche la Luna estaba muy ebria



la foto estaba acá

y aclaro (claro) que esa luna no era yo, era un luna... aquí no hay metáfora. No hablo de mí... pero como suena raro decir el luna, digamos que la luna estaba ebria...

y tan ebria estaba la luna que me sacó a bailar los acordes divertidos de los músicos contratados y los músicos metiches que les hicieron segunda... y tan borracha estaba la luna que me tiraba besos, me cerraba el ojo, me hacía caras, me tomaba de la mano... yo simplemente me reía... me reía mucho de ver esa luna que siempre jugó de importante volar tan bajo...

más me reí cuando esa Luna me dijo: uy mi amor, que rica estás!... Mae, no es jeta, es cierto. Todo está tal como fue, y tengo un bloggero de testigo! (aunque yo creo que estaba jeteando y no se dio cuenta)...

no sé si me dio risa por polo o por borracho... pero todavía cuando me acuerdo me río.

después de decirle, textualmente: quieetooo y sosegado! ... el simplemente dijo: uy tita, me va a pegar?


quienes me conocen saben la respuesta: si es necesario, sí

Pero yo sé que fue el guaro del momento... aunque dicen que los borrachos nunca mienten!
;-) jajajaja!!!!


4 comentarios:

Luna Místika dijo...

sí, la imagen está horrible... pero a más no haber!

A. Amador dijo...

Como detesto a la gente que se pone idiota con el guaro, y más aún que se justifiquen después con que "estaban borrachos". Yo no los perdono. Si en su estado de ebriedad me hicieron algo no me interesa el estado, sólo lo que me hicieron.

Así me peleé yo una vez con un excelente amigo mío. Por un par de años practicamente lo dejé de ver

Marte dijo...

Si, si, va jalando ese hijupeuta que le den prisión preventiva!!

eunicebs dijo...

jajaajajajajaja