viernes, 21 de setiembre de 2012


Hay ventanas que me niego a abrir. 
Hay dolores demasiado dolorosos para ser escritos. 

Hay ventanas que me niego a abrir. 
Hay dolores demasiado dolorosos como para que sean nombrados. 

Hay ventanas que me niego a abrir.
Hay dolores demasiado tristes para ser palabra.

Hay ventanas que me niego a abrir. 
Hay dolores que se estampan en el alma y aunque, intangibles, permanecen. 

Hay ventanas que no voy a abrir. 
Hay dolores que germinan y florecen, 
que se transforman de semilla a planta, 
de planta a flor, de flor a miel... 
pero dolorosos, 
pero dulces, 
pero tristes, 
pero germinan, 
pero hay ventanas que me niego a abrir.


jueves, 12 de julio de 2012

Sería lindo

Sería lindo que me quisieras.
Que me hicieras la cama al amanecer
sabiendo lo mucho que me gusta deshacerla.


Sería lindo jugar a las canciones y a los poemas.
Encontrarnos asaltados a cualquier hora del día por el verso o el acorde.

Sería lindo recorrernos despacio con el pensamiento,
que cuando se imponga la distancia cada quien repase las palabras y los momentos

y sonreír tontamente en la oficina.


Sería lindo estar lado a lado
y que me refugiés en tus brazos
y que vos descansés en mi pecho.

Olvidarlo todo, pero nunca olvidarnos.

viernes, 22 de junio de 2012


Abrazas mi espalda desnuda
y reposas en mí la calidez de tu cuerpo.
En lo efímero del placer de este momento
seremos inmortales.

Escaparemos de la lluvia, del ruido, del humo, de las tragedias del mundo
y dibujaremos flores diminutas en nuestros pies para atarnos a la tierra...
pero terminaremos apenas atados a la cama,
silenciando sentimientos, disfrutando la piel.

En medio de la piel no importarán las soledades.

Revueltos pero no juntos,
despeinamos tristezas
y despistamos a la nostalgia.

Ahora andate, que es tarde.
Besame con pasión y deseo, pero nada más.
No te atrevás a mirarme a los ojos con ternura,
y no busqués en mi mirada la desnudez que no tengo para vos.


Andate,
y dejame por siempre la duda de si volverás
y la tranquilidad de que no me importe.

martes, 19 de junio de 2012

Y en los espacios que nunca habitaste, 
ronda tu sombra.


Me persigue,
me desnuda y exhibe mis soledades,
mis imperfecciones de mujer que se sueña feliz.


Mujer que se construye en sacrificio.
Mujer que se edifica sin vos.
Mujer de soledades en los espacios que nunca habitaste pero en los que estás
persiguiéndome como rabioso recuerdo,
roedor,
silencioso, escurridizo,
y ausente

miércoles, 16 de mayo de 2012

Inevitablemente llega el momento de desaprender.


Olvidar los caminos de lunares, 
desmemorizar los puntos de acceso a la locura
Desarticular todas las rutas de pensamiento que lleven a la nostalgia 
de los abrazos perdidos,
de los dedos enredados,
de las complicidades...


Secar la memoria de humedades lejanas 
de labios atados en prolongados besos.
Reescribir la memoria llenándola de olvidos.
Vaciar de sentimiento - en mares de lágrimas, quizá- cada recuerdo.


Y todo va quedando tan atrás, tan lejano, 
tan desdibujado en la memoria que algún día idealizó...
Todo va quedando, desaprendido, en un corazón que late con dolor,
que cicatriza en memorias
y que, inevitablemente, persiste en recordar.

martes, 15 de mayo de 2012

¿cuándo volverán los colores?

¿volverán los colores?

Deciles que estoy aquí, 
en el rincón de la vida, 
en la sombra de concreto.

Deciles que he cambiado, 
que ahora sostengo un cuello endurecido de contener el eterno nudo en la garganta, 
que ando sobre unas  piernas cansadas de un esfuerzo de caminata sin rumbo ni destino.
Deciles que me canso de esperarles, pero que espero con una sonrisa, 
porque no sé esperar de otra forma.

Pobre mujer, que teme como si de delito se tratase el aceptarse triste.
Aceptarse temerosa, aceptarse cansada.
Pedir ayuda.

Y por encima de todo sonrío, no porque finja sonrisa, 
sino porque mi tristeza me pertenece de forma exclusiva.
La guardo con recelo, la abrazo por las noches.
Le hago el amor en las madrugadas. Le preparo el desayuno.

Pero antes habían otros habitantes en esta casa.
Habitaban los colores... ¿los has visto pasar?
Amanecía en verde cada mañana... los anocheceres eran violetas, los atardeceres dorados y eran otros los abrazos...
¿cuándo volverán?
¿volverán?...

Deciles que estoy aquí...



viernes, 24 de junio de 2011

la hora gris

Algunos días simplemente se me escapan los colores
y en tonalidades de gris y sombríos rincones busco tu sonrisa.

Pero hoy tu sonrisa está triste
no ilumina
y los colores se esconden...

Reina el gris en la dictadura de las sombras,
son en Fa menor las sonatas de los tristes,
enlutan los tulipanes.

Pero está bien
abrazar juntas esta hora de soledad,
abrirle las puerta del corazón al luto,

Está bien llenar de negro el alma,
del negro de la tierra fértil
en la que después reverdecerá la planta
y la esperanza.