lunes, 17 de noviembre de 2008

contar hasta 3




hay distintas técnicas para bañarse con agua helada, una de ellas es meter un pie primero, luego el otro, luego la manita... y así hasta que ya no queda más que meterse todita bajo el chorro helado... pero a mí no me funciona, x que entre más pruebo el aguita más me acobardo, así que esa está descartada...
a mí me funciona mucho mejor contar hasta 3. contar hasta 3 está en todas, incluso se vacila una sola, algo así como decir: bueno, listo, voy, a la una, a las dos... y a las... y a las... y a las... uy! uy! mejor no! suave suave!!! reirse y hacerse a la orilla mientras que ese número que sigue encuentra el valor de llegar... en algún momento llega el punto en el que una dice 3 y se mete al agua, y entre antes llegue ese momento dicen que es mejor, x que ya una recien bañadita se siente bien, se siente rica... pero una se olvida de que existe la (remota pero posible) posibilidad de que desprevenidamente, alguien entre en la ducha con una palangana de agua de hielo y te la vierta sobre tu espalda desnudita... eso una nunca se lo espera... pero cuando pasa pierde sentido seguir contando hasta 3, x que en medio del frío se quedaría una como en blanco, con cara de babosa (como la de la foto) tratando de reaccionar, o tomando como reacción la inercia.

2 comentarios:

Oskr Mario dijo...

Es horrible.
Yo a veces, sinceramente, me hago el europeo y pues... usd sabe... más ahorita con estas lluvias y yo con el corto jejeje

Paola Vega dijo...

Conozco de una chavala que podía pasar por masoquista porque le encantaba ese ride de que le echaran baldes con cubitos helados...de esos que casi cortan de fríos, en la espalda...pero un día dejo de ser cotidiano y está con esa cara de babosa (peor que la de la foto) y sin saber como salir de esa inercia... Por cierto ese mismo día del último baldazo Hare Krishna decidió que a la chavala esta se le iba varar el bus en el que iba viajando...