jueves, 21 de diciembre de 2006

Aventuras en la Municipalidad


Esto lo empecé el jueves, y hasta hoy me siento a terminarlo, es el recuento del día y las alegres aventuras en la municipalidad.

Todo el día estuvo de lujo, excepto por cuando fui a recoger el pago de la banda...

Resulta que el lunes había ido a buscar mi plata, y como pregunté por mi aguinaldo resultó que yo no estaba en planilla. Como la señora que me atendió siempre ha sido muy buena nota conmigo, y yo estoy conciente de que un error le pasa a cualquiera (en especial en la municipalidad) le dije que regresaba otro día mientras que aclaraban con el planillero que fue lo que pasó.
Así que el jueves fui, con tan mala suerte de que la situación no se había aclarado. Apareció la jefa de ella, quien se metió a ver que pasaba, y me dijo que a nosotros no nos pagan aguinaldo. Eso me alteró, pues yo la plata la necesito. A los músicos nos pagan 6 250 al mes, y en diciembre nos pagan doble, lo cual la lógica indica que nos pagan aguinaldo... pues no, lo que nos dan es una "ayudita"... si, así como ven, una "ayudita"... de seguro como el trabajo del músico no vale, pues claro, la música es cosa de vagabundos, si eso es facilísimo, un puro vacilón y des-estrés!!!

La cosa está así: a ellos la contraloría no les aprobó el pago de aguinaldos a los músicos nada más y nada menos porque no aparecemos como empleados municipales. Sin embargo eso no es mi problema, pues yo trabajé todo el año, y la ley dice que mi patrón me tiene que pagar, incluso cuando no hay un contrato de por medio. Si metieron la plata por concepto de lo que sea para mandar informe a la Contraloría no es mi problema, mi patrón es la Muni, y cómo tal tiene que ver que hace para pagarme.

Al final resultó que me estaban buscando en la planilla equivocada, pero yo me di cuenta de todo esto porque el Director de la Banda me lo explicó. Por su parte, la jefa de cajeras nada más se limitó a tratarme de ignorante por pedir mi aguinaldo, cuando lo que nos dan es una ayudita dado el enredo que les expliqué. Claro, ya la plata me la dieron y el asunto se aclaró a medias, pero cuando llegué a trabajar a la Banda el director me habló pues lo habían llamado de la Muni diciendo que si yo tenía algún problema que lo hablara en el Concejo Municipal...

Ven, eso es lo que pasa a la gente insolente como yo, esas personas insoportables que tendemos a decir las cosas de frente, articuladas fuerte y claro. Eso de andar defendiéndose y exigiendo los derechos no le sirve a nadie.

Además que a nosotros nos "ayudan" dándonos lo que nos ganamos... seguramente lo que soy es una malagradecida con la Muni tan noble, con la que todos estamos contentos porque nos da un poco más que anteriores, pero mucho menos de lo que las garantías constitucionales mínimas establecen...

Al final de cuentas nosotros solo somos músicos, y eso no aporta nada al desarrollo económico del cantón. Por qué carajos alguien con posibles estudios de contabilidad (o sea, una carrera de verdad) va a tener que tratarnos con respeto a los "musiquillos"?

Ya ni yo me entiendo, seguramente la señora tiene razón, y la insolente que todo lo reclama soy yo...

Definitivamente es algo muy lindo!!!

1 comentario:

Pablo Salas dijo...

"La vida sin música sería un error"
Friedrich Nietzsche

Ignorantes son los que creen que la música y el arte es vagancia.
No se dan cuenta que detrás de tocar un instrumentos, interpretar un papel, pintar en un lienzo o dominar el arte de la palabra, se encuentran un montón de cualidades únicas, una gran responsabilidad, un espíritu creador y sobre todo con una amplia capacidad de criterio y sensibilidad. Un músico, un pintor, un actor o un escritor es una persona disciplinada.
Cosecha más logros el arte en nuestro pequeño país,tanto a nivel nacional como internacional, que los deportes (que lo que hacen es dejar a Tiquicia en ridículo).