lunes, 5 de noviembre de 2007

Poniéndole Alegría



Este asunto de los colores, aunque definitivamente es el tema de Nice y no el mío, resulta ser una cosa curiosa. Hoy pensé en renovar mi blog, en darle frescura, pero ante todo, ponerlo más alegre.

Mucho tiempo estuvo tan triste y apagaito que que va! Pera ya eso se acabó! Así que haciéndole números, me puse a darle jupa a cómo alegrarlo. Traté de hacer un post feliz, pero definitivamente eso no iba a ser suficiente... Lo único que se me ocurrió fue jugar con los colores...

No quiero hacerlo demasiado feliz, porque no se parecería a mí. Tiene que tener una alegría melancólica que de vez en cuando y en el contexto adecuado estalla en una locura incontenible, para luego volver al traje y a la seriedad de la politóloga que dice vivir en mí. Me explico? Algo así como la fusión música- politología y café con chocolate (porque hoy me antojaron mucho)...

Por eso tengo dos opciones: este fondo verde que se ve vacilón, pero que todavía no termino de asimilar, o el antiguo blog negro, pero con las letras de colores cómo hacía en los tiempos de la fundación (ni que Macondo!)

Escucho distinguidas sugerencias...

2 comentarios:

oscar dijo...

Muy colorido en mi opinión. Talvez un rojo o algo así va más con usted. Digo, porque la mera verdá este verde-aquí-estoy es como demasiado color. Es como para alguien tipo brinquitos jajaja... Sin embargo tengo que admitir que si causa el efecto deseado de alegria. Hasta da un aire de Politologa atrevida o de una instrumentista de música muy sexy! jaja
Ah y recordá que debés decidir porque los bloggeros condenados a cien años de soledad no tendrán otra oportunidad en la web... No no mentira jaja... Tomese su tiempo, solo que no ponga a esos pollitos coloreados; son demasiado empalagosos...

eunicebs dijo...

Si si, muy colorido en mi opinión también.
Ese verde fosforesentoso del fondo no me termina de convencer, muy poco laura.
En fin, ese tema de los colores no sólo es mi tema...debería ser el de todo mundo: los colores nos dan o quitan energía. Yo voto por las épocas iniciales de su blog y porque no quite a los pollitos de colores que en definitiva necesitan un homenaje.
Igual, indenpendientemente de mis opiniones, un aplauso para los cambios de look de su espaciecito en la red...:)